Skip navigation

Silvio Berlusconi, 3 de Junio de 2008:

“Personalmente creo que no se puede perseguir a alguien por la permanencia irregular en nuestro país, condenándolo con una pena, pero ésta puede ser un agravante si comete un delito”.

Berlusconi un día después, el 4 de Junio de 2008:

“Sobre la inmigración no he dado ninguna marcha atrás. He expresado una opinión personal, que ya había mostrado en el Consejo de Ministros; la prensa ha actuado con mala fé y ha tergiversado mis palabras”.

Sacad cada uno vuestras propias conclusiones.

La nuestra es sencilla: un presidente atado de pies y manos por un partido ultraderechista como la Liga Norte no puede permitirse ser tolerante y respetable con los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: